miércoles, 6 de agosto de 2008

Estética y estilo en el cine peruano

El 27 del pasado mes de junio, se desarrolló en el Centro Cultural CAFAE-SE el conversatorio denominado “La estética y el estilo en el cine peruano” organizado por el blog Cinencuentro y el crítico de cine Ricardo Bedoya, que contó con la participación directa de realizadores, cinéfilos y público en general. El tema tratado echó una nueva mirada a nuestro cine visto desde la perspectiva creativa y artística, más allá de sus problemas financieros y del escaso apoyo gubernamental. La charla tuvo como interlocutores a Ricardo Bedoya, reconocido crítico de cine; Alberto Matsura, cortometrajista, y Josué Méndez, director de Días de Santiago.

Una serie de preguntas acuciosas sobre el tema son la muestra palpable del panorama fragmentario de nuestra producción cinematográfica en términos de tendencias y estilos: ¿Es el cine peruano un cine de lisuras y calatas? ¿Es válida esa imagen que colectivamente un gran sector del público tiene sobre la producción nacional o simplemente se trata de un lugar común, de un estereotipo? ¿Se puede hablar de estilos y formas en el cine peruano? ¿Es factible un cine más allá de un realismo urbano y un naturalismo costumbrista? ¿Cuánto de la estética foránea impregna los nuevos filmes? ¿Hay estilos más allá de la individualidad? ¿Las nuevas generaciones aportan un recambio en este tema? Algunas preguntas más respecto a los cortos y sus preocupaciones estilísticas, así como a las nuevas formas de mirar cine, fueron tratadas con la idea de debatir y compartir puntos de vista diversos. Aquí, algunos interesantes extractos de dicho conversatorio.


video
Estética y estilo en el cine peruano 1


video
Estética y estilo en el cine peruano 2

viernes, 1 de agosto de 2008

JFK. Caso abierto, de Oliver Stone (1991)

Magistral película dirigida por Oliver Stone, de trepidante ritmo narrativo, magnífico trabajo de fotografía y excepcional montaje. Nominada en 1991 a ocho Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película, y resultando ganador en dos de ellos: Mejor fotografía y Mejor Montaje. JFK es un drama histórico, un magnífico fresco de la historia americana, y una mezcla entre documental y ficción, que recrea el asesinato del presidente de los Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy ocurrido el 22 de noviembre de 1963.

La película nos refiere las investigaciones que realizó Jim Garrison, fiscal del distrito de Nueva Orleans, entre los años 1966 y 1968 acerca del asesinato de John F. Kennedy en 1963. Jim Garrison, después de haberse repasado cientos de veces los documentos de la Comisión Warren, cree que existen errores crasos en la investigación del asesinato, y se pone a intentar averiguar qué es lo que realmente ocurrió. Sus pesquisas le llevarán a plantear su teoría de la conspiración, descubriendo que, lejos de la teoría del asesino solitario que defiende el Gobierno, lo que se esconde es un entramado en el cual los servicios secretos norteamericanos están profundamente implicados detrás de la muerte de JFK. El ritmo narrativo del film se va acelerando a medida que se acerca el climax, probablemente lo más logrado de la película: el juicio a Shaw.

El discurso final es un notable ejemplo de retórica forense, uno de los mejores que se haya podido ver en el cine. Un inspirado Kevin Costner, pronunciando un discurso de enorme trascendencia, que provoca un inmenso sentimiento de admiración, alguien que no se rinde jamás en la búsqueda de la verdad y la justicia.

Después de haber expuesto una serie de argumentos que sostienen su teoría de la conspiración, el fiscal, Jim Garrison (Costner), se dirige a los miembros del jurado, para pronunciar uno de los más estremecedores alegatos contra la manipulación y el engaño por parte de las autoridades, y un grito de enérgica imprecación, a favor del derecho del pueblo a saber la verdad por encima de todo, y que ésta se imponga más allá de los oscuros intereses de un gobierno que con su poder intenta corroer el sistema de justicia del país.


video

Discurso de Jim Garrison (Kevin Costner)


Un epílogo inconmensurable, indeleble, y pleno de emociones, como solo el buen cine es capaz de mostrar, un momento para la eternidad en la historia del cine. JFK es, sin duda, una de las películas más provocativas de nuestro tiempo. Además de su espectacular éxito, las buenas críticas que recibió y los premios de la Academia que obtuvo, "JFK: Caso abierto" representó un papel esencial durante el debate nacional, que condujo a la aprobación de la Ley de Revelación de Materiales sobre Asesinatos de 1992.